Estadio

INFRAESTRUCTURA

El Club SPORTIVO LUQUEÑO posee uno de los Estadios más hermosos y funcionales del Paraguay, con capacidad para 26.000 personas cómodamente sentadas, posee la mejor lumínica del País, con 900 LUX de potencia, y cuenta con todas las comodidades de un Estadio Internacional, con una sala de prensa moderna, 24 cabinas para Prensa, Radial y Televisiva con sistema de internet “WIFI”, Central para 800 líneas de teléfonos y fax. 4 vestuario modernos, Sala de control anti-doping, vestuario para árbitros, gimnasio, Salón Vip, Palcos privados, ascensores, regadío automático para el empastado.

Fue sede principal de la Copa América Paraguay 1999, inaugurado el 26 de abril de 1999, con la presencia del Presiente de la FIFA JOSEPH BLATTER, y del Dr. NICOLAS LEOZ, Socio Honorario del Club y Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol.

FELICIANO CÁCERES

Si buscaramos en los cuadros directivos del Sportivo Luqueño, desde sus comienzos, a un hombre que sintetizara en sí los ideales y los principios (del club) que animaron y avivaron su existencia, sin dudas de ningún género nos detendríamos ante la figura augusta del hombre que animó con su entusiasmo y denodado sacrificio los primeros-fundamentales-veinticinco años de la vida del club, el señor Feliciano Cáceres.

Y cuenta la gente que Don Feliciano Cáceres recorría calles del pueblo, visitaba a los amigos, buscando entusiasmarlos por la sagrada causa de la institución, a veces solo, sin más compañía que su clara convicción. Y a fe que ha cumplido cabalmente con su propósito.

Desde el año 1921, el de la fundación, hasta el año 1943, su nombre estuvo ligado, sin sucesión de continuidad, a los cuadros directivos de la entidad. Fue Capitán General en 1921; ocupó la presidencia desde 1922 a 1925 y 1930; vice presidencia en 1936 y 1943; secretario en 1929, 1931, 1937, 1939, 1941 y 1942; tesorero en 1927 y 1928; vocal en el año 1926; síndico desde 1932 hasta 1940. Transitó por todos los cargo directivos, llevando siempre el mismo entusiasmo.

Don Feliciano Cáceres entregó su alma al señor en 1947, tendría sesenta años. Hoy el magnífico, remozado y bonito estadio del club lleva su nombre, como un homenaje, tal vez el más justiciero que se haya brindado a ese hombre, que constituye la fuente de inspiración del Club Sportivo Luqueño.